Horas en una biblioteca

Horas en una biblioteca.jpgE

n este libro se recogen una selección de los que, a juicio del editor, son algunos de los mejores ensayos que Virginia Woolf había escrito a lo largo de su vida. Los artículos son de diferente índole, pero podríamos resumirlos en cuatro grandes áreas tematicas: crítica literaria, artículos sobre personajes famosos, experimentación literaria y artículos sobre el arte de la biografía.

Para mi gusto, los dos primeros apartados son interesantes para conocer el punto de vista de la escritora sobre ciertas obras o escritores, algunos clásicos, otros contemporáneos suyos; pero que no pasan de ser eso, meras opiniones que deben ser leídas como tal, ya que la simpatía o antipatía que la autora siente contra ciertos personajes de su época o ciertas obras, queda palpado de manera clara.

Los artículos sobre experimentación literaria son de lo mejorcito, ya que en ellos Virginia Woolf pone toda la carne en el asador y experimenta con nuevas formas de escribir artículos buscando, como siempre hizo en sus novelas, ir un paso más adelante de los convencionalismos que se dan en ese campo de la literatura.

En los artículos sobre el arte de biografiar, y sobre los biografos, la escritora divaga sobre el camino que debe tomar la biografía como genero literario y como esta debe buscar su propio estilo, tal y como antes hicieron la novela o la poesía. Así, navega por la historia de la biografía y saca a relucir los puntos flojos y fuertes de los diferentes estilos biográficos, desde el victoriano al de principios del siglo XX.

El libro esta escrito de una manera clara y bastante directa, sin excesivas florituras y cuya única misión es diseccionar cada uno de los temas que se analizan, utilizando toda la capacidad críticas que Virginia poseía, pecando en muchas ocasiones de un excesivo feminismo cuando se trataba de analizar la situación de las mujeres en diferentes campos.

¿Y a que viene el título del libro? Pues bien, proviene de un artículo que Virginia Woolf escribió en 1916 para The Times Literary Supplemente, en el que se describe los dos usos, que no deben mezclarse, que se le puede dar a la literatura: el entretenimiento y el conocimiento. Cuando se dice que no deben mezclarse, no quiere decir que no puedan darse las dos cosas a la vez, pero esto debe ser de manera casual, ya que si no se desvirtúa y se corrompe nuestra actividad principal, bien el aprendizaje o bien la lectura. Este artículo es el que sirve como punto de partida de esta colección de ensayos.

Es un libro que resulta interesante, pero no imprescindible, y está indicado para todos aquellos que quieran profundizar un poco más en la obra de esta escritora más allá de sus novelas, para los demás, puede llegar a ser una recopilación de opiniones con las que pueden estar más o menos de acuerdo, o una colección de tratados sobre literatura que poco le importan.

Posted @ 13:22 on 18/03/2006
Jandro.org © 2005