La canta calva. El maestro, La lección

Ionesco.jpgEugene Ionesco es uno de los padres del teatro del absurdo, un género literario nacido durante el corto siglo XX y que trata de mostrarnos lo absurda que es la existencia humana a través de hilarantes dialogos que, a veces, pueden ser excesivamente confusos.

El teatro del absurdo es al teatro lo que los hermanox Marx fue para el cine, un poco de humor fresco e hilarante que gusta a todo el mundo, solo que este tipo de teatro requiere, la mayoría de las veces, una gran atención por parte del espectador para captar la cadena de ironías y sarcasmos que contiene. La mayor parte de obras de este tipo de teatros están pensadas para ser representadas, ya que es así como consiguen transmitir mayor expresividad, pero siempre resultan una buena lectura.

En este volumen se recoge tres de las obras más representativas de Ionesco : La cantante calva, El maestro y La Lección.

En la cantante calva, Ionesco nos introduce en la vida de un matrimonio inglés, en una "típica" tarde inglesa, en la que reciben la visita de otro matrimonio igual de inglés que ellos. Un bombero y la criada completan la colección de personajes cuyos dialogos nos harán reflexionar un poco y que conseguirán que se nos escape más de una sonrisilla.

En el maestro, cuatro muchachos esperan la llegada de un maestro que se pasea entre las multitudes mientras lo vitorean, lo aclaman y que siempre se hace desear. Cuando por fin consiguen encontrarse con el maestro, resulta no tener cabeza, pero no la necesita porque tiene genio.

La lección nos descubre a un maestro, su nueva alumna y la criada durante el primer día de clase. A medida que la obra evoluciona, también lo hacen los personajes llegando incluso a cambiarse los papeles del profesor y la alumna, para acabar con un final de lo más inesperado.

La dificultad de comunicación entre las personas y lo absurdo del individuo son las principales temáticas de "La cantante calva" y "La lección", en la que además toca como tema el miedo a la muerte.

Eugene Ionesco fue, junto con una serie de dramaturgos como Samuel Becket, una generación de creadores arriesgados, que apostaron por un teatro novedos, crítico y sobre todo diferente, que poco a poco acabaría convirtiéndose en una serie de recursos estereotipados y que le quitarían la frescura que estos creadores le dieron en sus origenes.

Es verdad, que para leer este tipo de obras hay que ir bien informados sobre el tema, ya que sino pueden acabar pareciéndonos una serie de dialogos sin sentido, en la que los personajes se atropellan los unos a los otros a la hora de hablar, pero si uno va dispuesto a disfrutar de la obra y con los ojos y oidos bien despiertos, puede captar toda la riqueza y todo lo absurdo que hay en esta vida. Si te reias con las viejas películas de los Hermanos Marx, aquí tienes el equivalente sesudo de sus películas.

Posted @ 12:54 on 29/03/2004
Jandro.org © 2005