Santa Juana

Santa Juana.jpgBernard Shaw es considerado uno de los dramaturgos mas importantes del siglo XX, y el mejor autor de teatro en lengua inglesa después de Shakespeare. Santa Juana es una de sus múltiples obras de teatro que le valieron la entrega del Nóbel.

En ella se escenifica la vida de Juana de Arco y, en palabras del propio autor, se intenta dar una aproximación más real de la santa, dejando al margen interpretaciones melodramáticas, divinas o escépticas, simplemente, una aproximación al personaje. Además, la obra invita a reflexionar sobre muchos de los valores que sufrimos a lo largo de la vida: la credulidad, la justicias, los valores morales y un largo etcétera.

La historia es por todos sabida: la ascensión y caida de una campensina de 17 años llamada Juana en plena invasión de Francia por los ingleses y, cómo gracias a ella, se rompe el sitio de Orleans y muchas otras ciudades importantes. La obra, como no podía ser de otra manera, se centra más en las relaciones entre los personajes que en las batallas y demás hechos históricos, pero intentando mantener la veracidad histórica y la imparcialidad.

Sobre el estilo del texto no puede caber otra afirmación de que Shaw es uno de los genios de la literatura: su cuidado lenguaje, sus formas, las ironías y lo acertado de cada frase, convierten la lectura en todo un placer. Especial mención merecen algunas ediciones, como la que me toco leer a mi, que disponen de una pequeña introducción en la que Bernard Shaw explica cómo concibe la obra y, sobre todo, su peculiar sentido del humor y sus ácidas críticas contra la sociedad, los valores morales y, especialmente, contra los críticos y todos aquellos que van al teatro por mero postureo.

Así pues, un drama histórico que todo el mundo debería leer y cuya calidad está más que garantizada.

Posted @ 15:42 on 20/08/2005
Jandro.org © 2005