Londres

Londres.jpgLondres era, y es, el símbolo de una nación y es por ello que una de sus escritoras más célebres no podía dejar de mostrarnos su particular visión de su ciudad favorita.

Guiados por Virginia a través de 6 breves relatos, navegamos por el Támesis hasta Londres, pasearemos por su puerto, visitaremos las casas de la gente corriente y de ilustres ciudadanos, iglesias e, incluso, la cámara de los comunes. Es inevitable caer bajo la seducción de estos ensayos, este viaje por lo bueno y malo de una de las metrópolis mas representativas del mundo.

De los 6 capítulos yo me quedaría sin duda con el primero, en el que nos sumergimos en uno de los salones menos glamurosos, menos conocidos y, quizás en apariencia, uno de los menos estimulantes de Londres; pero es allí donde sin duda reside una parte esencial de esta ciudad, en la gente sin nombre que, sencillamente, es la que forman esta urbe.

La prosa de los relatos está, quizás, menos cuidada por tratarse de un registro diferente de la novela a la que Virginia nos tiene tan bien acostumbrados, pero, aún así, sigue siendo de gran calidad y, ante todo, de amena lectura. Ideal para llenar una tarde verano con sus escasas 93 páginas.

Posted @ 3:00 on 28/06/2005
Jandro.org © 2005