Nueva dramaturgia de México

mexico.jpg Paseando por la feria del libro este verano me tope con una nueva editorial, al menos para mi, llamada Ñaque. Esta editorial tiene de particular que se ha especializado en obras de teatro de habla hispana, tanto clásicos como modernos. Entre todo el surtido de libros y tras mucho divagar me decidí por este libro en el que se recopilaban varios autores del gran país centroamericano: México. Sinceramente comencé leyendolo con un poco de indiferencia, ya que México no es conocido precisamente por la calidad de su teatro, pero me agradó ver lo equivocado que estaba.

El libro está formado por 6 variadas obras de teatro que abarcan todos los estilos posibles : monologos, teatro dentro del teatro, absurdo, historico... y lo cierto es que casi todos de una gran calidad.

La primera de las obra se titula "Fedra y otras griegas", de Ximena Escalante. En esta obra se realiza una actualización del mitro de Fedra, que se enamora del novio de su hermana, Teseo, y pretende ser un reflejo de los problemas que atañen a las mujeres en el tiempo moderno y que, como se intenta demostrar, lleva tiempo siendo los mismos. Todos los ingredientes de la tragedia griega están aqui presente: mitologia, drama e incluso la intervención especial de medusa, el minotauro y las sirenas. Una gran obra en la que se reflejan entre otras cosas, los problemas de familia y el destino.

En "Las tremenda aventuras de la Capitana Gazpacho", de Gerardo Mancebo del Castillo, encontramos una de las mejores muestras de teatro absurdo que he leido en mucho tiempo. La capitana Gazpacho y su ayudante Catalino zarpan en su barco El Farfullero en busca de otro llamado El Quersoneso Áureo, pero acaban atracando en otra ciudad donde viven a Mina Fan y Circa Mártir, dos jovenes señoritas que han retomado sus supuestos origenes ingleses tomando la hora del té tras recuperar las 5, esa hora que habían perdido hace tiempo. En esa misma isla viven Pompeyo, el domador de mujeres y su última mujer Honorosa. No desvelaré más del argumento de esta obra porque vale la pena descubrirlo, sólo decir que en ella se hace una sarcástica crítica sobre el amor, el destino, los héroes, el pasado, la fantasía, la locura, lo absurdo que es el mundo en que vivimos, la libertad, el amor de cine, el intento de cambiar a las personas y por supuesto la infelicidad de los héroes. La obra esta llena de metáforas, como la siempre socorrida jaula vacía, y además contiene constantes referencias a obras de otros autores como Becket, Shakespeare o Valle Inclán. Una gran obra dotada de unos grandes pesonajes que la convierte en una de las mejorcitas de este libro. Desgraciadamente no podremos disfrutar de muchas más obras de este autor ya que falleció en el año 2000.

"1822", de Flavio González Mello, es una pieza de corte histórico en la que se recrea, ironizando bastante, la independencia de México y todos los conflictos por los que tuvo que pasar. Un drama bastante aceptable, que ayuda a conocer un poco más la formación de este país y que sirve como crítica a la corrupción, al abuso de poder y por supuesto a lo frágil e inestable que es la democracia, ya que las personas tienden a olvidar sus principios cuando se les tienta con un poco de poder. ¿Lo mejor? Sin duda alguna el personaje del padre Mier, el más ético y realista de todos los personajes que aparecen.

Sin duda la estrella de este libro, para mi gusto al menos, es "Unipersonal de Divino Pastor Góngora", de Jaime Chabaud. En ella nos encontramos con Divino Pastor Góngora, un cómico que han encarcelado y que intenta que sus captores lo liberen teniendo un poco de misericordia. Divino habla hacia el público como si fueran sus compañeros de celda, y les cuenta sus problemas y los motivos que lo han llevado hacia aquí, y aún así no deja de hacer un poco de teatro en el teatro representando un pequeño sainete. ¿Qué es lo que convierte un diálogo tan simple en algo tan grandioso? Sin duda alguna el lenguaje, que recuerda a ese lenguaje utilizado en el Siglo de Oro español, las ironías, esos pequeños puñales que lanza Divino Pastor contra la sociedad, las pasiones y todo lo que le rodea. Un humor elegante y refinado que hacía mucho tiempo que no disfrutaba, todo un lujo para leer y que espero poder ver representado pronto. Recomendable al 100% y todo aquel que tenga oportunidad que lo lea, disfrutará seguro.

La más floja, al menos para mi, es "Belice", de David Olguín, nos cuenta el viaje semi-psicotrópico que inicia Juan, un joven de 19 años, a la búsqueda de su padre, y que lo conduce a Belice donde, al menos eso intuí yo, acaba viviendo las mismas experiencias que su progenitor. Lo cierto es que la obra me resulta un poco pobre, sin sentido y confusa, además de no aportar nada temáticamente. Quizás sea que yo no la he comprendido... pero no me convence.

La última obra, "Adictos Anónimos" de Luis Mario Moncada, me parece una obra que parte de una gran idea, pero que la manera de llevarla resulta un poco floja. En ella una colección de personajes nos explican sus diferentes adicciones: al alcohol, al tabaco, a la television, al café, a Dios... Tiene puntos muy buenos, como por ejemplo cómo los adictos no se ven como tal o como fácilmente critican a los demás sin caer en la cuenta de sus errores; las fases del alcoholismo o culpabilizar a los demás de nuestros problemas son otros de los tremas a tratar. Una buena obra, pero que quizás pudo haber dado un poco más de si.

Así pues se pone fin a estas 6 obras de teatro mexicano que me han dejado con ganás de descubrir que otras joyas dramáticas ocultan el resto de los paises del mundo.

Posted @ 11:00 on 15/09/2004
Jandro.org © 2005