Ulises

Ulises.jpgUlises es la novela por excelencia del siglo XX. Experimento literario hiperrealista fallido para muchos y obra de arte para otros, lo cierto es que su complicada lectura convierten a este libro en un reto no apto para todos los lectores.

La principal virtud, o defecto según se mire, es el estilo de libro. Escrito en un monologo interior, el libro nos narra un día en la vida de 3 personajes: Stephen Dedalus, un joven profesor, borracho y aspirante a escritor; Leopold Bloom, un judío que trabaja en la sección de publicidad de un periódico y la mujer de este, la voluptuosa, aunque ya un poco vieja Molly. El monolog0 interior es un recuersos relativamente moderno que fusiona la vida interior de los personajes con los hechos que suceden en el mundo real. Ahora bien, existen muchas maneras de usar el monólogo interior, y concretamente la que utiliza Joyce dificulta un poco las cosas, ya que los pensamientos de los personajes se mezclan, se cortan, se retoman y se quedan a medias constantemente para plasmar de una manera lo más realista posible el modo de pensar del ser humano, lo que dificulta, en algunos casos hasta extremos insospechados, la lectura.

El realismo se convierte en Ulises en hiperrealismo, y hasta la más mínima acción es descrita con todo lujo de detalles: desde la visión unos hermosos acantilados, hasta la primera deposición del día, una micción con gonorrea incluida o una masturbación detrás de las rocas; lo cual en si mismo no es un problema siempre, ya sólo el límite personal de lo soez marca el límite.

Ulises es un libro revolucionario, que uno debe de leer con paciencia y abandonar si lo único que hace es sufrir página tras página o, incluso, releer párrafos enteros hasta 4 o 5 veces para conseguir descifrar lo que el autor nos quiere transmitir en ese momento. Los temas a tratar al margen de la historia principal, a veces como simples disertaciones ocultas, son de lo mas variadas, desde la música, la sexualidad, las relaciones o la literatura.

Estilisticamente el libro es impecable, cada una de las palabras esta pensada para estar donde esta, aunque a veces no lo parezca, y la maestría del autor se deja ver en cosas como por ejemplo el estilo y el género de la narración, que pasa de contemporáneo a medieval o de novela a teatro, saltando de uno a otro en cada capítulo de la novela.

¿A quién recomendaría este libro? A todo aquel que se atreva, pero sobre todo a aquellos que tengan muchas ganas de asumir el reto, ya que si no, es probable que desfallezcan en el camino. Si eres de los que se rinde, no te preocupes, James Joyce escribió el libro como un insulto al lector medio y es de lo más habitual rendirse, no pasa nada, es un derecho del lector no acabar un libro si no quiere, pero leas hasta donde leas, Ulises te dejará una huella, un recuerdo, que madura con el paso del tiempo y que te acaba calando más hondo de lo que parece.

NOTA: El artículo original de este libro se perdió, por lo que he escrito otro totalmente diferente el 11/05/2006. El contenido del mismo varía por completo, ya que el libro se analiza con un poco más de perspectiva y de bagaje de lector.

Posted @ 1:18 on 11/05/2006
Jandro.org © 2005