Verano y humo

Verano y humo.jpgVerano y humo es otra obra de teatro de Tennessee Williams en la que, como siempre, hace uso de los elementos que lo han definido como dramaturgo: una historia ambientada en su adorado sur norteamericano, personajes pasionales que se oponen a los moralistas, una intervención importante de la música y la iluminación en la obra y, por supuesto, un analisis de la psicología humana impecable.

Con estas premisas cabe esperar una obra a la altura de sus obras anteriores y lo cierto es que, sin llegar a la altura de Un tranvia llamado deseo o La gata sobre el tejado de Zinc caliente, es una obra que esta en su línea.

La trama gira, una vez más entorno al amor, en este caso se trata del amor que la hija del pastor del pueblo, Alma, siente por el típico chico malo del pueblo, Jhonny, con un gran futuro como médico, pero que esta tirando por la borda a base de correrse juergas y otras cosas. La obra muestra el continuo enfrentamiento entre dos visiones morales de la vida tan opuestas, el libertinaje frente a la severa moralidad, en la que cada una de las dos posturas gana batallas pero jamás la guerra, e influye sobre el estado de animo de los personajes principales y todo su entorno. La verdad, es que no me gustaría ahondar más en la trama, porque se hecha a perder gran parte del encanto de la pieza.

Sólo decir que, como toda obra de Tennessee Williams, existe una versión cinemátográfica cuya calidad no puedo evaluar dado que jamás la he visto, así que si algún vago no quiere leerla o no puede verla representada, que se haga con la cinta.

Posted @ 19:45 on 5/01/2004
Jandro.org © 2005